Muchas personas me preguntan como puedo leer tanto en un año y, la verdad, es que no me lo parece, pero es verdad que me leo unos 4 libros al mes, es decir, un libro a la semana, aunque, claro está, todo depende del tamaño del libro. El caso es que siempre me piden algún consejo para poder hacer lo mismo, por que quieren adquirir el hábito de lectura o simplemente les interesa superarse como un reto personal. Así que he decidido recopilar algunas cosas que a mí me han servido para leer esa cantidad de libros al mes. He de decir que se puede aplicar a la cantidad que quieras, pero, para empezar, creo que un libro a la semana no está mal.

1. Lleva un libro siempre contigo

Como norma general, siempre que viajo llevo un libro conmigo, pero si tienes la posibilidad de hacerlo a diario, adelante. Si por temas de trabajo o estudio tienes que viajar, aprovecha esos momentos para leer, ya sea en la cola del super o en la espera del médico, cualquier tiempo muerto es el mejor para sacar el libro físico o el libro digital y dedicarlo a la lectura.

2. Lee libros más cortos

Si eres de los que te apasiona leer y quieres leer más de lo que leíste el mes anterior, pues busca libros cortos, así los terminarás en menos tiempo y sumarás más cantidad de ellos, conforme los acabes. También son buenos para despejarte después de un tocho-libro, podrás usarlos en ratitos cortos y se harán más ameno.

3. Lee varios a la vez

Si tienes tiempo por la mañana y por la noche, por ejemplo, puedes leer dos libros, así, podrás sumar más, aunque es verdad que también puede que te tome más tiempo terminarlos dependiendo del tamaño que tengan que se te dedicas a leer solo uno.

4. Lee todos los días

Ya sea media hora, cinco minutos, lee, lo que importa es avanzar poco a poco, crear el hábito de lectura y terminar un libro.

5. Si un libro no te gusta, no lo termines

No hay nada que retrase más tus lecturas que intentar leer algo que no te está gustando. Que no te de rabia, si no te interesa, no lo termines, porque a parte de que puede generarte un bloqueo lector, estás posponiendo otros libros que pueden ser mucho más interesantes y entretenidos. Fuera.

6. Audiolibros, tu mejor aliado

Puede que no tengas tiempo para sentarte a leer un poco, pero seguro que mientras haces alguna tarea o vas a la compra puedes escuchar un audiolibro, así aprovechas ese tiempo y lo dedicas a la lectura (escucha) y conseguirás más que si no haces nada por esa falta de tiempo para leer.

7. Ten siempre preparado el siguiente libro

Personalmente tengo preparados los libros que quiero leerme en el mes siguiente. Esto es flexible y puede cambiar, pero al menos ya tengo en mente los que quiero leerme y nada más terminar un libro, me pongo de inmediato con el siguiente.

8. Registra las lecturas

Al llevar la cuenta, sabrás con exactitud cuantos libros has leído y así no se te escapará ninguno por no llevarlos anotados, además, también favorece a la automotivación si de vez en cuanto revisas esa lista. Una de las mejores aplicaciones para hacerlo es Goodreads.

Deja un comentario

Sheila G. Frutos

Sheila G. Frutos, nació en Ciudad Real en 1990. Estudió Bachillerato de Artes Plásticas y Asistencia al Producto Gráfico Impreso.
Escribe desde los doce años inspirada por las novelas juveniles y se inició a esa edad en el mundo de los fanfic y la fantasía juvenil. Actualmente compagina su gran pasión por la lectura y escritura con el diseño gráfico, su actual trabajo y con el mantenimiento de la web y canal de youtube.

Puede que también te guste