¿Cómo Escribir un Libro? | Parte 5: Borrador-Diálogos

Si has llegado hasta aquí es porque ya has leído la entrada anterior, y si no, ¿A qué esperas? Te recomiendo que sigas el orden de estas entradas si quieres sacar el máximo provecho y terminar tu libro. Así que ve a ¿Cómo escribir un libro? |parte 4: Escaleta.

Y ahora, si ya has leído la entrada anterior, entonces sigue leyendo aquí, que ya has llegado a la mejor parte, es ahora cuando empiezas a escribir de verdad, a tirarte horas y horas escribiendo en el ordenador o a mano.
Suelta todo lo que tengas dentro, todo lo que te has ido guardando mientras te documentabas, creabas el mundo y hacías los personajes, no dejes que nada se quede dentro.

Comienza

Usa tu escaleta para seguir el ritmo que te marques, escribiendo las escenas y capítulos que irán dando vida a tu libro. Eso sí, que tengas una escaleta no significa que tienes que ceñirte a ella al 100% ¿Por qué? Pues porque también puedes improvisar, porque habrá escenas que luego no te gusten como quedan o simplemente porque quieres darle otro enfoque distinto. Para eso esta el borrador, para inventar, experimentar, y crear cosas nuevas, no temas saltarte la escaleta, esta sirve para tener una idea muy clara de lo que quieres escribir y evitar luego el bloqueo del escritor, o la temida hoja en blanco.

Si eres Brújula esto te da igual, el borrador para ti es el primer contacto con tu historia. Da igual si eres Mapa, o Brújula, lo importante es soltar todas tus ideas, sin criticarte, simplemente disfrutando del momento de escribir, y por favor, evita corregir, ya habrá tiempo cuando termines el borrador. Si te pasas el tiempo corrigiendo jamás terminas el borrador, te lo digo por experiencia propia.

Otra de las partes de un borrador, a parte de se escribe toda la historia, es escribir los diálogos, Esto es un mundo aparte y la verdad me costó un poco aprenderlo al principio.
Los diálogos tienen sus propias reglas y voy a tratar de explicártelas aquí con ejemplos para que así te sea mas sencillo de entender:

Guion.

He visto en muchas historias (sobre todo en Wattpad) que a la hora de escribir, la gente suele usar el guion corto (-) y no, ese no es el que tienes que usar, sino el guion largo, o guion de diálogos que es este (—).
Te pongo un ejemplo para que veas la diferencia:

-Hola -saludó Juan.         Mal.
—Hola —saludó Juan.    Bien.

Como puedes ver, el guion de los diálogos, es más largo. Es este el que tienes que usar para crear las conversaciones de tus personajes.
Para poder usarlo, tienes que configurar el programa que uses para escribir. Tanto en Word como Scrivener, te da esa opción.

Puntuación con y sin Verbos dicendi.

Y esta es la que más quebraderos de cabeza me han traído y las que trae a muchos, pero no te preocupes, porque voy a explicarte como funcionan.
Los verbos dicendi o de habla, son aquellos que se usan en los diálogos y sustituyen al verbo decir, indicando quien emite el mensaje, a quien va dirigido y como se emite.
Aquí tienes una lista de verbos dicendi que puedes usar para sustituir el “dijo” en tus diálogos y no sea tan repetitivo.
Una vez que ya sabes qué son, vamos a ver cómo se usan los signos de puntuación con ellos y sin ellos.

Con verbos dicendi:

—Hola María —susurró Marcos.

Como puedes ver, en este diálogo el punto está al final, por que “susurró” es un verbo dicendi.

Sin verbo dicendi:

—Hola María. —Marcos se acercó por su espalda.

En esta ocasión, al no ser un verbo dicendi, se puntúa después de María, antes del guion, y justo después de terminar con el diálogo. La acción que realice el personaje empezaría con mayúsculas, en este caso, al ser nombre propio, debe ir en mayúsculas, si fuera otra acción debe empezar también en mayúsculas. Ejemplo:

—Tengo miedo. —Se ocultó debajo de la manta para no ver los relámpagos.

¿Y que pasa si es un verbo dicendi y el diálogo aún continua? Pues este sería el ejemplo:

—Hola María —saludó Marcos—, ayer te fuiste a casa muy temprano.

Después de introducir nuestro verbo dicendi y detrás del guion, se usa la puntuación que el diálogo requiriese, ya sea punto o coma.

En el caso contrario, y que se use otra acción sería así:

— No pienso esperar más, —Cogió su mochila del suelo, molesta, sin importarle sus modales—, tengo cosas más importantes que hacer.

Aquí, se ponen las comas(o puntos), antes y después de los guiones, y el verbo empieza en mayúscula al no ser dicendi.

Pensamientos:

Los pensamientos de los personajes se representan con las comillas latinas («») y al igual que con el diálogo normal, se tendrá en cuenta los verbos dicendi.  Estos son unos ejemplos de como se usarían.

«Que calor», pensó Juan.

«Que calor», pensó Juan. «Creo que me irle a la piscina».

«Que calor». Se secó el sudor con la toalla. «Creo que me irle a la piscina».

Como ves el punto final va fuera de las comillas, sin importar que lo anterior sea una exclamación, interrogación etc. Siempre se finaliza de esa manera a menos que quieras continuar el diálogo, que seguirá las mismas normas anteriores.

Paciencia

Al principio puede costar un poco, pero una vez que practiques, irás acostumbrándote, y ya te saldrá solo.
Si quieres aprender más, te recomiendo que te leas el libro Cómo escribir diálogos, descubre la voz de tus personajes, de Iria López Teijeiro, que podrás encontrar aquí. En él, te explica detalladamente todo sobre los diálogos y gracias a él, he aprendido y aún sigo aprendiendo a escribir correctamente los diálogos, ya que son una parte fundamental de la historia, siendo la voz de cada uno de nuestros personajes, y hay que mimarlo todo lo que sea necesario.

Espero que te guste esta entrada, y si conoces algo más de los diálogos que yo no haya mencionado, por favor dejámelo en comentarios para que yo pueda incluirlo en la entrada y así entre todos ayudemos a los demás.

Deja un comentario

Sheila G. Frutos

Sheila G. Frutos, nació en Ciudad Real en 1990. Estudió Bachillerato de Artes Plásticas y Asistencia al Producto Gráfico Impreso.
Escribe desde los doce años inspirada por las novelas juveniles y se inició a esa edad en el mundo de los fanfic y la fantasía juvenil. Actualmente compagina su gran pasión por la lectura y escritura con el diseño gráfico, su actual trabajo y con el mantenimiento de la web y canal de youtube.

Puede que también te guste