En este momento estás viendo Entrevista a Héctor Peña Manterola

Entrevista a Héctor Peña Manterola

Héctor Peña Manterola

Biografía breve

HÉCTOR PEÑA MANTEROLA (Cantabria, 1995) es un novelista español.

Tras graduarse en Historia por la Universidad de Cantabria, se mudó a Madrid donde comenzó a desempeñar su carrera literaria. De esta etapa surgieron dos novelas independientes (MagdalenaEl Ministro del Silencio) y varios relatos y cuentos publicados en diversas antologías. Recientemente, ha regresado a Cantabria y es alumno del Máster en Edición y Gestión Editorial con Grupo Planeta por la Universidad Internacional de Valencia. Cabárceno: La novela (Editorial Titanium, 2022) es su ópera prima.

Influenciado por autores como Stephen King, Michael Crichton o J. R. R. Tolkien, Héctor ha recibido varios reconocimientos literarios como el accésit del certamen Generación Pandemia (2020) por su relato El silencio de los cuervos o la victoria en el certamen Relatos Viajeros (2022) por su cuento Donde quizá nunca.

Cercana a su faceta literaria se encuentra la de periodista cultural. Héctor es redactor para la revista cultural Culturamas, donde reseña obras de autores nóveles o poco conocidos; además de poseer su propia columna Tierra de paso.

Su próxima novela, MIMO, verá la luz en otoño de 2023.

¿Qué te llevó a iniciarte en la escritura?

Crecí en un hogar con biblioteca. Mis padres son lectores avezados, cada uno de géneros diferentes, así que se tocaban todos ellos. Ver esos aparatejos de papel y cartón ebulle la curiosidad. Empecé a leer desde muy joven, y siempre que jugaba con muñecos, recortes o tazos, me inventaba mis propias historias. Intenté poner alguna por escrito desde la preadolescencia, en forma de relatos breves o una novela inconclusa perdida en la nebulosa del tiempo. Con el tiempo, tras graduarme en Historia, hice un pacto conmigo mismo: o me lanzaba a por ello como un profesional, o me convertía en un muerto en vida. Y aquí estamos.

A la hora de escribir, ¿sigues alguna rutina? ¿Tienes alguna manía?

Procuro escribir todos los días. Ha habido épocas donde la rutina laboral me permitía adecuarme a jornadas intensas, y otras en que de lunes a jueves apenas podía escupir 700 palabras (a revisar) al día. Pero no hay más. Todo se fundamenta en la constancia. Los primeros años escribía en horas muertas y fines de semana, pero desde que se materializó la posibilidad de convertirme en autor publicado (es decir, cuando hablé con mi editor de que podía firmar un contrato, y todos esos meses previos a la publicación), no perdono un día. Salvo que esté de viaje.

¿Qué es lo que más te cuesta del proceso de escritura?

Las correcciones, especialmente aquellas que implican reescritura estructural, es decir, supresión de capítulos enteros, recortar elementos posteriores para introducirlos antes en la trama (símbolos, sobre todo)… Esto es común cuando no sé hacia dónde me dirijo, o cuando los hitos del proceso están poco definidos. Esas son las novelas que lleva más tiempo terminar. Por suerte, en otras ocasiones la narrativa es una línea claramente definida antes de sentar el culo en la silla.

Seguro que tienes muchas ideas en mente, ¿en qué proyecto estás trabajando a día de hoy?

La semana pasada (a responder a este cuestionario) terminé un manuscrito largo. El primer borrador, a nivel estructural, salió bien a la primera. Tuve que corregirlo a nivel de erratas y estilo (que alguna siempre se escapa hasta la edición preimprenta, e incluso después), esperar a recibir los informes de ciertos profesionales sobre soluciones médicas y jurídicas, y guardarlo. Era una obra de terror social, un drama.

Hoy en día estoy en un vis a vis antes de sentarme a corregir una novela muy larga de terror. Los cambios son estructurales (aunque están localizados y definidos en un borrador, debo concretarlos) y me va a llevar varios meses. Entre uno y otro estoy redactando uno de los apartados de un ensayo sobre la obra de Stephen King, el referente a Misery. Cuando lo complete llegaré al ecuador del primer borrador, pero voy despacio; llevo las relecturas en paralelo a otras lecturas.

Como muchas otras personas, nos gusta leer. ¿Cuál es tu género favorito y tu autor/a?

Disfruto de todos los géneros, y creo que como autor es necesario leer de todo. Por norma general diría que la fantasía épica o urbana, aunque como autor destaco a Stephen King (creo que lo del ensayo daba una pista) por su facilidad para mezclar géneros. No es solo terror. Al final, siempre que mires dentro de un ser humano vas a encontrar posos oscuros, coágulos de traumas. Disfruto mucho con su forma de enfocar las historias y es un seguro para mí.

Háblanos un poco de ti, ¿qué te gusta hacer aparte de escribir?

He hecho de todo, desde llegar a cinturón negro en taekwondo hasta darlo todo durante años en el baloncesto. Hoy en día pinto figuras de Warhammer, una afición que me acompaña desde la adolescencia y a la que dediqué grandes energías en el pasado. Pero tampoco le dedico mucho tiempo ahora: escribo, leo, escribo, leo, a veces veo alguna película… Y he vuelto al gimnasio.

Como todo en la vida, hay que trabajar duro para alcanzar nuestras metas. Para ti, ¿qué es lo más difícil de pertenecer al mundo literario?

Que la creatividad te pille trabajando. No hay nada peor que sentirse esclavo del mundo material cuando las ideas colapsan como galaxias en el cosmos. Es difícil calmar a ese monstruo.

A día de hoy, ¿crees que es fácil vivir de la escritura?

Malvivir, tal vez. Aunque vendas mogollón de ejemplares, en dinero no será más de un sueldo o dos. Y si te subes a la parra te tocará hacerte autónomo, que es como meterse un hielo en la bragueta cuando todo empieza a mejorar. Creo que se puede conseguir si se pertenece a un gran grupo (posicionamiento en punto de venta, acceso privilegiado a eventos) y se pica durante años logrando contactos en todos los ámbitos del proceso: libreros que te recomienden, fidelización de lectores que ayuden al boca a boca, directores de cine que puedan ambientar una novela o relato… Y cursos. Hay varias actividades subsidiarias que pueden hacer que un autor llegue a final de mes. Si da los suficientes cursos/clases, vende sus propios manuales, acude a todo tipo de eventos para vender sus libros… Después de un tiempo lo logrará. Tengo un amigo que lo hace, de hecho. En la gran ciudad no sé si será posible ya que los alquileres son una pasada. Y luego habría que sumar que en ese caso es casi mejor autopublicarse o montar una editorial propia para tener un mayor porcentaje de ventas, pero te cierra las puertas de los pelotazos y de la distribución, y mantener ambas a la vez es una quimera. No puedes multiplicarse.

Así que no, no es fácil. Pero confío que, como en todo oficio, si se consigue hacer todo lo anterior durante años y se logra fichar por un gran grupo, la marca de autor sea tan potente que en pocos años las ventas logren cierta estabilidad.

Háblame de tu última obra, ¿por qué deberían leerla?

Cabárceno: La novela es una obra de terror social, con una estructura de techno-thriller. Imagina Parque Jurásico en España, pero sustituye la verborrea científica (interesantísima, eso sí), por escenas cruentas. Tiene aventura, crueldad, y crítica: es una novela coral muy crítica tanto con ciertas prácticas habituales que deberían de cambiar como con la sociedad en sí.

Claro que luego la mayor parte de los lectores solo busca pasarlo bien. La novela tiene muy buenas críticas, así que parece que cumple. El ritmo narrativo es agilísimo. Y el doble filo «animales enfermos en pleno frenesí/estigma y lado oscuro de la psique humana» siempre es garante de una novela divertida. Siempre habrá quien lo malinterprete; en ese caso, lo siento, pero la novela no era para él.

Te dejo el enlace de Amazon por la facilidad de compra, pero siempre recomiendo comprar en pequeñas librerías. Todas las de España deberían poder pedir la novela a través de Azeta, la distribuidora. Y en América Latina se puede obtener desde Buscalibre.

MIMO, que saldrá en breves, es muy diferente. También transcurre en Cantabria, pero es un terror más cercano a la novela negra. Y más duro, aunque se fundamenta en la construcción psicológica de los personajes.

¿Dónde pueden encontrarte los lectores?

Principalmente en Instagram y en Twitter/X. Tengo TikTok pero apenas lo uso, y Facebook vinculado a Instagram (aunque de cuando en cuando reviso mensajes, etc).

También en mi web. Siempre respondo a los mensajes recibidos por el cuestionario de contacto. Además, allí podrán encontrar reportes fotográficos, algún artículo, y enlaces a toda mi labor como periodista cultural y articulista.

    Web: Héctor Peña Manterola (hectorpenamanterola.com)

    Instagram: Héctor Peña Manterola (@hectpm) • Fotos y videos de Instagram

    Twitter: Héctor Peña Manterola (@hpenamanterola) / X (twitter.com)

    Sheila G. Frutos

    Sheila G. Frutos, nació en Ciudad Real en 1990. Estudió Bachillerato de Artes Plásticas y Asistencia al Producto Gráfico Impreso. Escribe desde los doce años inspirada por las novelas juveniles y se inició a esa edad en el mundo de los fanfic y la fantasía juvenil. Actualmente compagina su gran pasión por la lectura y escritura con el diseño gráfico, su actual trabajo y con el mantenimiento de la web y canal de youtube.

    Deja un comentario