Bloqueo Lector

El bloqueo del lector no es sencillo de sobrellevar, pero sí que se puede salir con mucha paciencia. He creído oportuno hablar de este tema en particular, porque, si me seguís en YouTube, ya os he contado que lo he pasado recientemente. También sé que a más de una persona le ocurre durante gran parte de su vida, por lo que me puse a buscar cosas que me permitieran avanzar aunque fuera muy despacio, porque sí, es un engorro estar metida de lleno y no ver la salida por ningún lado.

La verdad es que me sentía muy frustrada por no avanzar con los libros que quería terminar y eso me complicó las cosas, derivando a mucha ansiedad, tanto por no hacer lo que me gustaba, como por temas de trabajo.

Al final de mi búsqueda por internet, encontré muchísima información con el tema, pero no todo funcionó. Cada persona es un mundo y por eso mismo te recomiendo que, aparte de leer lo que te propongo, también investigues por tu cuenta.

Chica leyendo un libro después del bloqueo lector

¿Cómo salir?

Esto fue lo que me ayudó a salir poco a poco de ese bloqueo y actualmente vuelvo a leer, no tanto como me gustaría (cosas de que no me da la vida con tanto trabajo), pero leo. Espero de corazón, que también te sirvan si estás en la misma situación:

  • No te presiones: leer es algo que nos apasiona, que disfrutamos y si nos obligamos a ello, no será tan divertido y por lo tanto se convertirá en algo impuesto, algo que no queremos hacer en ese momento. Simplemente deja que pase unos días y si vuelves a tener ganas de leer, ¡estupendo! A veces necesitamos descansar, sobre todo si venimos de libros muy densos y de gran tamaño.
  • Abandona el libro: no pasa nada si lo que lees lo detestas, no te gusta o sientes que no es para ti. Simplemente deja de leerlo y ponte con otro. Hay demasiados libros en el mundo como para perder el tiempo con alguno que no es de tu agrado. ¡La lectura está para disfrutarla!
  • Cambia al género: a veces leemos tanto de lo mismo que nuestro cerebro ya ve la misma estructura en todos lados, las mismas historias, personajes, etc. Eso hará que se aburra rápidamente y que no tengas ganas de seguir leyendo por mucho que te guste ese género. Es un buen momento para descubrir algo nuevo y que te atrape.
  • Lee libros más cortos, incluso comics o mangas: Por ahí he leído de esto, la verdad es que dudaba porque si tenía un bloqueo lector, ¿cómo me iba a sacar de él si ni siquiera podía leer una mísera página? Pues resulta que sí, que lo conseguí y el motivo está en que, los comics y mangas son más visuales, tienen poco texto y te hacen sentir bien al saber que has terminado de leer algo. Con los libros cortos pasa algo parecido. Al ser de ese tamaño y poder leerlos en un rato, te sentirás mejor cuando lo finalices.
  • Relee: Si ya te has leído el libro y sabes que te va a gustar al 100% entonces es un buen momento para volver a perderte entre sus páginas, como ya lo conoces, es más fácil que vuelvas a retomar con él, la lectura y no te dará bloqueo.
  • Audiolibros: Si aun así no eres capaz de avanzar en las páginas, entonces ¡Escucha un libro! Hay infinidad de ellos y puedes escucharlos en cualquier momento del día incluso haciendo otras cosas. Al menos, esta es una buena forma de conocer buenas historias.

Y nada más, estos son los 6 consejos que te doy. Espero que, como a mí, te sirvan de ayuda y logres salir de ese bloqueo que tanto desespera. ¡Mucho ánimo! Verás como tarde o temprano sales de esta, porque como todo en la vida, es una etapa que debemos afrontar.

Deja un comentario

Sheila G. Frutos

Sheila G. Frutos, nació en Ciudad Real en 1990. Estudió Bachillerato de Artes Plásticas y Asistencia al Producto Gráfico Impreso.
Escribe desde los doce años inspirada por las novelas juveniles y se inició a esa edad en el mundo de los fanfic y la fantasía juvenil. Actualmente compagina su gran pasión por la lectura y escritura con el diseño gráfico, su actual trabajo y con el mantenimiento de la web y canal de youtube.

Puede que también te guste