Save the cat es un método de escritura, que está incluido en el libro Save the Cat!, escrito por Blake Snyder. Aunque en verdad se usa para escribir los guiones de películas y series, pero se puede adaptar la literatura y pondré algunos ejemplos de estos para que sea más fácil de llevar a la práctica.
El método está dividido en 15 puntos, que se deben adaptar a la longitud de cada novela, ya que está pensado para los minutos de los guiones televisivos y cinematográficos, por lo que no puedo especificar con exactitud el nº de páginas o capítulos.

1. Imagen de apertura:

Es la forma de iniciar nuestra obra, a la vez que presentas al personaje que será el protagonista y vas desarrollando la historia para que al final del todo (punto quince) tenga una conexión y se vean esos cambios que se van a ir realizando en la trama para llegar a ese punto.

2. El tema:

Aquí se presentarán más personajes que junto al protagonista irán revelando el tema o los temas que formarán la trama. Es importante que haya al menos uno, ya que esto hará la obra más interesante que si no lo tuviera. Con el tema no me refiero a la trama, no son la misma cosa. El tema es algo que puede afectar o no a esta.
Un ejemplo de ello sería ensalzar el poder de la amistad o un movimiento social, la lucha por la igualdad etc.

3. La organización.

Como ya sabemos, el inicio de la obra es el elemento clave para mantener al lector enganchado en las primeras páginas y que quiera continuar con el libro hasta el final.
En estas paginas deberán aparecer las cosas que quiere hacer el protagonista, y los demás personajes importantes o al menos que se mencionen.
Además de esto, tiene que deber seguir un orden muy claro para que la persona que nos lea no se pierda.
Un ejemplo de esto, sería por ejemplo en el primer libro de Harry potter, con la aparición de Hagrid y que este le mencione a Albus Dumbledore. El personaje aún no aparece, pero ya nos dice que es alguien muy importante en el mundo de la magia.

4. Catalizador

Es ese elemento clave que hace que la trama de comienzo y, de ahí, el protagonista empiece a actuar en consecuencia.
Ejemplo: Cuando en Eragon el huevo de Saphira eclosiona y esto hace que se convierta en un jinete de dragón.

5. Debate

En esta parte, el protagonista tendrá dudas o no de si aceptar el destino que le ha tocado. Si lo rechaza, habrá motivos que lo obliguen a seguir a delante y al final tendrá que aceptarlo, si no, no habría historia.

6. Segundo acto

Es el momento en el que el protagonista o la prota inicia su viaje y pasará algo muy grande en él. Es el final de la apertura e inicia el nudo de la historia.

7. Historia B (o secundaria)

Es el momento de presentar todas esas historias paralelas que aparecerán en la obra, como los romances. Esto ayuda a que el lector descanse de toda la información inicial y ayuda también a profundizar más en los personajes principales y así conocerlos y empatizar con ellos.

8. Juego y diversión

En esta parte, se muestra mucho más el tema de la obra, ya sea la amistad, la lucha social, el amor…
Con esto también se consigue que la historia tenga más emociones, realismo lo que el lector agradecerá. Es la oportunidad perfecta para mostrar esas escenas que te motivaron a escribir, el motivo por el que escribes y sobre todo aquellas historias que te hicieron sonreír y que pueden encajar a la perfección.

9. Punto Intermedio

El personaje llegará a replantearse todo, a reflexionar y llega a su límite, en el que está a punto de rendirse. Cualquier cosa puede suceder, puede ser por ejemplo el primer beso, una batalla… Algo que obligue a los personajes a seguir adelante sí o sí.

10. Los malos se acercan

Aquí se puede hablar de una «falsa derrota» o una «falsa victoria» dependiendo de cual se elija, así le irá al protagonista. Si se elige la primera opción, como por ejemplo en caso de perder una pelea con un amigo, después de esto, las cosas le irán bien, y se descubrirá que la derrota no era tal.
En el segundo caso, esa victoria se convertirá en la peor pesadilla, una trampa por así decirlo. Un ejemplo de esto sería cuando un antagonista o villano consigue engañar a prota para capturarlo.

11. Todo está perdido

Tiene que ser opuesto al punto intermedio, si este fue positivo, entonces esta parte será todo negativo. Es decir, que si por ejemplo están celebrando una fiesta, aquí se creará el caos y nada será divertido para los personajes. Es el momento ideal para las muertes de ciertos personajes.

12. La noche oscura del alma

En esta parte el personaje reflexiona largo y tendido sobre todo lo que ha pasado en el punto anterior. Es el momento justo antes de que encuentre la solución que resolverá todos sus problemas.

13. Tercer Acto

El personaje demostrará todo lo que ha aprendido a lo largo de la historia, la trama se resuelve con todo ese aprendizaje y todo tendrá una solución.

14. Final

El momento clave en el que todo queda resuelto, la paz se restablece y ya no hay nada más que hacer celebrar la verdadera victoria.

15.Imagen final

Esto puede ser un epílogo, dónde se muestra lo que sucede después del conflicto y esas celebraciones posteriores.
Puede ser varios años más tarde, unos meses. La cuestión es mostrar que después de que se resolvió el conflicto la vida de los personajes es mucho mejor (o tal vez no).

Deja un comentario

Sheila G. Frutos

Sheila G. Frutos, nació en Ciudad Real en 1990. Estudió Bachillerato de Artes Plásticas y Asistencia al Producto Gráfico Impreso.
Escribe desde los doce años inspirada por las novelas juveniles y se inició a esa edad en el mundo de los fanfic y la fantasía juvenil. Actualmente compagina su gran pasión por la lectura y escritura con el diseño gráfico, su actual trabajo y con el mantenimiento de la web y canal de youtube.

Puede que también te guste